Somos química pura


Cuenta la leyenda, que un domingo de marzo un grupo de leonas madre, se reunieron a la hora del desayuno para aprender a educar fuertes emocionalmente a sus leones hijos. Lo que no sabían estas leonas madre aprenderían a educarse emocionalmente fuertes a ellas mismas. Sólo así conseguirían transmitir este poderoso poder (valga la redundancia) a sus leones hijos.

El desayuno de MAR(zo) era sorprendentemente en domingo y así fue porque la agenda de nuestra diamante está repleta de evento. No es para menos, una comunicadora nata, una amante de lo que hace, una profesional y una conversadora estupenda.


Como iba diciendo el desayuno se celebró el 25 de marzo. De madrugada cambiaban la hora y nos quitaban una hora de sueño. Eso no impidió que todas las asistentes llegaran con una sonrisa de oreja a oreja.

Lo digo en todos los posts que he escrito hasta ahora y éste no será la excepción. La actitud con la que acudis a los desayunos con diamantes de BALIMBA es exquisita. Predisposición, amabilidad, gratitud, entusiasmo... Estoy convencida de que si el "mundo" acudiera así a cualquier "sitio" tendríamos un mundo mejor.

Ya Aristóteles hablaba de Emociones

"Cualquiera puede ponerse furioso... eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta... eso no es fácil."

Siendo así, no es fácil gestionar nuestras emociones. Todas ellas habitantes de nuestro cerebro, del cual la humanidad está años luz de conocerlo. Existen ya estudios neurocientíficos de los que podemos extraer conclusiones primarias, pero aún queda mucho camino por recorrer para llegar a conocer el maravilloso y desconocido mundo de nuestro cerebro.

Sé sabe que, en emociones, nuestro cerebro de compone de límbico y cortex. Sin teoría no vamos nunca a ninguna parte, así que aquí va un poco...


límbico

LÍMBICO: El sistema límbico es un sistema formado por varias estructuras cerebrales que regulan las respuestas fisiológicasfrente a determinados estímulos. Es decir, en él se encuentran los instintos humanos. Entre estos instintos encontramos la memoria involuntaria, el hambre, la atención, los instintos sexuales, las emociones (por ejemplo: placer, miedo, agresividad), la personalidad y la conducta. Está formado por partes del tálamo, hipotálamo, hipocampo, amígdala cerebral, cuerpo calloso, septo y mesencéfalo.


cortex

CORTEX: La corteza o córtex cerebral es el tejido nervioso que cubre la superficie de los hemisferios cerebrales, alcanzando su máximo desarrollo en los primates. Es aquí donde ocurren la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la decisión. Es ante todo una delgada capa de la materia gris –normalmente de 6 capas de espesor–, de hecho, por encima de una amplia colección de vías de materia blanca.

El cortex "abraza" a límbico sin tocarlo.

Aquella mañana tuvimos a límbico y a cortex en la sala y a mí especialmente me hizo entender cómo funciona esa parte del cerebro. Ví claro cómo reaccionan las emociones (límbico) y cómo la razón (cortex) las controla o avisa.


Voy a intentar explicároslo. La emoción impacta en límbico y activa un acido que provoca una reacción en el cortex. Así pues cuando vemos una araña, impacta en el límbico y éste suelta química hacia el cortex. El cortex es la razón, la cual con serenidad y calma "toca" a límbico para decirle: "plástico". De esta manera el límbico deja de "soltar" la emoción de asco-miedo-terror, para pasar a tranquilizarse y sentir calma-serenidad-tranquilidad.

En el cerebro del niño, cuando está sintiendo una emoción y su razón aun no ha podido "hablarle", cómo madres/padres no es el momento de razonar con ellos, ni de hacerles ver lo que está bien y mal. No ahora, no en ese momento. Deberíamos esperar a que pase la rabieta, abrazarle si tiene miedo, darle un beso para tranquilizar su lloro desconsolado, y cuando todo haya pasado, busca un momento para darle nuevas razones que irán a su mochila del cortex. Éstas nuevas razones servirán para ir creando un cortex más potente, más inteligente, que actúe cuando el límbico lo necesite.

La emoción siempre gana a la razón

Otro de los conceptos de los que quiero hablaros es del Referente. Todos tenemos un referente, la persona a la que llamamos cuando estamos muy tristes o muy contentos.

Recordad y no lo olvidéis nunca que el referente de tu hija/hijo ERES TÚ. Eres la persona que puede sacar a su límbico de un absoluto remolino. Las que estuvisteis allí sabéis de lo que hablo.

No somos sus amigos, no somos sus colegas, somos su referente y debemos serlo en todos los ámbitos de su vida, en caso contrario estamos criando niños huérfanos.

Es importante que el aita y la ama, o la ama y la ama, o la ama soltera, el aita soltero... sean los refrentes de sus hijos. Hagan equipo y den instrucciones claras a sus hijos.

Es importante que el cole y la familia, la sociedad y la familia, el cole y la sociedad, vaya juntos, sin mantener los hombros juntos, para evitar empujones, porque cada vez que nos empujamos entre nosotros, los niños se cuelan y se colocan en el asiento del referente augurando un desastre absoluto.

Fue una mañana increíble. Ojos abiertos, bocas entreabiertas, cuerpos hacia delante, risas, arqueo de cejas, sólo hubo límbico, sólo un hubo emociones. La razón la dejamos fuera mojada por la lluvia que caía aquel 25 de marzo.

Quiero incluir una de las múltiples leyendas que leí en el último libro de Mar (La familia, la primera escuela de las emociones) y el cual me dedicó con mucho cariño en nuestro desayuno.


"Cuentan que un día estaban todas las emociones en el lugar encantado, en el país de nuestros sueños, seguro que muy muy lejos y hace mucho mucho tiempo... Un día, en un atardecer de artista, la tristeza y el enfado se marcharon juntos a dar un paseo. Esto es algo que sucede a veces en la vida: pasean juntas y alternan sus respuestas en las respuestas de nuestra vida.

Juntas vieron un lago, era maravilloso. En él se juntaban todos los colores posibles, reales, reflejados, construidos por la mezcla o imaginados. Enseguida la tristeza digo:

- ¡Enfado! Por favor, ¿nos bañamos?

- ¡Nos bañamos! ¿Nos bañamos? ¿Para qué? ¿Por qué? Tendríamos que desnudarnos - protestaba el enfado.

La tristeza insistió, rogó, y el enfado acabó accediendo. Se desnudaron y se metieron en el agua. Cuando estaban dentro, el enfado se dio cuenta de que estaba enfadado y protestó, grito, se salió del agua, se vistió y se fue.

La tristeza, que cuando llega a un sitio se queda, sumergida en el agua no tenía intención de salir. Pero empezó a anochecer y dijo.

- Sola, triste y desnuda... mejor me salgo.

Con esfuerzo, salió del agua. Cuando estuvo fuera buscó sus ropas y no las encontró. Después de buscar un rato, al otro lado vio unos harapos, se acercó y allí estaban las ropas del enfado.

- El enfado, siempre lo confunde todo. Se ha equivocado y se ha puesto mis ropas. Yo no puedo irme desnuda.

La leyenda cuenta que la tristeza aquella noche se puso las ropas del enfado. Desde entonces, cuando encuentres a la tristeza no deben abrazarla a la primera, porque quizá dentro quien esté sea el enfado. Y si te encuentras con el enfado no le grites, que quizá dentro esté la tristeza."

RAMITOS BALIMBA


GRACIAS POR SER UNA DIAMANTE DE MI PRECIADO JOYERO

MAR, MONICA, LUCIA, ADELA, ELENA, JENNY, BEA, MARIA, BEA, JONE, RAKEL, NEREA, LAURA, VERONICA, AMAIA, VERONIKA, GOIZARGI, NEREA, LIBE, ARANTZA, IDOIA


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo