Buscar
  • haridian

un mal día

Actualizado: abr 23

Todas tenemos días malos, a veces con motivos claros y otras veces sin motivo aparente. TODAS. Ojalá tuviera superpoderes para transformar tus malos días en buenos, pero no.


Creo firmemente que la única persona que tiene superpoderes para cambiar el sentimiento de agobio, enfado o rechazo de tu mal día, eres tú.

Aun así, mola que te echen un cable de vez en cuando. A mí me viene fenomenal hablarlo con alguien. Después de decirlo en voz alta y liberarme de todos los pensamientos de mi cabeza con mi pareja o una amiga, oye... que me siento mucho mejor ¿Tú también recurres a la conversación?


Aquí te listo seis prácticas que me ayudan a reducir mis malos días y a tornarlos en buenos cuando llegan.


1. MUÉVETE


Como sabrás caminar suelta endorfinas, que son las moléculas de la felicidad, y comparto un dato contigo: también generamos endorfinas con la risa (lo desarrollamos un poco más abajo) y con las relaciones sociales (este punto ya lo hemos comentado en el párrafo anterior). ¿Qué tal?


Un paseo corto de media hora será suficiente para refrescar las ideas.


Si te gusta más correr o hacer deporte, adelante. Que el cansancio y el agobio no te frene. Te sentirás orgullosa de haberlo hecho.


2. HIDRATA TU CUERPO


Es importante que estés hidratada, así que ten cerca un vaso o una botella de agua y acuérdate de beber. No voy a decirte cuántos litros al día debes beber, para eso ya hay cientos de artículos.


Sabes que puedes reducir fácilmente el consumo de botellas de plástico. Voy a dejarte aquí enlace a algunas marcas que comercializan botellas más respetuosas con el medio ambiente y muy bonitas.


24 Bottles


Botellas de agua de acero inoxidable fáciles de transportar para una hidratación diaria cómoda y sostenible. Urban Bottle y Clima Bottle vienen con un diseño auténtico, en una amplia gama de colores y colecciones.




Chilly's Bottles


Crea una botella Chilly’s única con su gama incomparable de tapones y mosquetones de varios colores. También se puede personalizarla con tu nombre para ser realmente individual.







Equa Bottles


EQUA es un equipo de mentes jóvenes y motivadas que respiran el espíritu creativo y beben litros de agua. Nuestra filosofía es muy clara: hacemos lo que amamos.



Junto con la hidratación, asegúrate de comer entre horas para hacer más llevadero el día. El señor Google te ayudará con snack sanos (y no tan sanos) y fáciles.


3. DUCHA RELAJANTE/MÍMATE


Cuando tengo un mal día, recurro a una ducha caliente. Ilusa de mí, creo que el agua se llevará todos los males del día y comenzará un nuevo día para mí. Cierra los ojos, respira, olvídate de todo y trata de relajarte. Te aconsejo que los últimos 5 segundos de la ducha, gires la manivela y te des un chute de agua fría. El cerebro se despierta de inmediato. ¿Lo has probado?


Aprovecha este momento para mimarte un poco más, darte esa crema que siempre se te olvida, o si eres de las que tienes más tiempo abre esa mascarilla que tienes reservada para un momento especial y pruébala.

Un buen libro, una infusión o café calentitos, manta... encuentra un momento para mimarte haciendo lo que más te gusta. A mí además de todo lo anterior, me relaja encender el difusor y elegir el aceites esencial. Éstos son los que tengo yo y son geniales: LAGUNAMOON


4. BUSCA AIRE FRESCO


Salir a la calle, después de un duro día de oficina, de fábrica, de universidad, te sentará de maravilla. Respirar aire puro: calma y te ayuda a despejar las ideas. Puedes pasear para hacerte un 2x1, o simplemente puedes sentarte en un banco y dedicarte a la contemplación.


¡Qué gran invento la contemplación!

5. ORGANIZA Y ORDENA


Una de las cosas que suelen tornar mi día es dedicarme a ordenar y organizarme. Ordenar tanto mis ideas como mis espacios. Hacerlo suele ayudarme a recolocarme, a desbloquearme con algún tema que me preocupa y esto ayuda a cambiar el rumbo de mi día. Por poco que hagas, lo notarás.


Toma tu agenda, cuaderno o bloc de notas y saca de tu cabeza los planes, eventos, quehaceres y demás. En el cuaderno puedes anotar lo que te preocupa y aconsejarte.


Tú te das los mejores consejos

6. UN POCO DE HUMOR


Échale humor al asunto, venga... que no será para tanto... por serio que te parezca ahora. Ríete, ponte una comedia (Bienvenidos al norte), un capítulo del Broncano,... libera todo eso que te genera mal rollo a través del humor.


Voy a compartir contigo un breve video de Viktor Kuppers. Buenísimo. Es posible que este tipo sí tenga superpoderes.


7. AGRADECE, AGRADECE, AGRADECE


Suele costarnos pararnos a agradecer y más cuando hemos tenido un mal día y lo que queremos es gritar de rabia a los cuatro vientos y echar fuego por la boca cual dragón en cólera, pero justo en ese momento es cuando el agradecimiento puede ayudarnos a calmar los humos.


Piensa sinceramente en tres cosas por las que sentirte agradecida.


Como sabrás la queja es la ausencia de gratitud.

Yo hoy no tengo un mal día y en caso de que así fuera después de ver el video de Viktor, el mal rollo se disipó, sin embargo aplicaré el último de mis consejos y voy a agradecerte que me hayas leído y que me sigas fiel a cada uno de mis post.


Este post ha sido publicado gracias a tu voto a través de mis stories de instagram.


¡Gracias por estar ahí!

Haridian



52 vistas