Buscar
  • haridian

Envidia

En ocasiones me visitan pensamientos o sensaciones negativas que me generan emociones nada agradables. Cuando esto me ocurre, me siento mal. No estoy contenta con la generación de esa emoción negativa en mí. Aunque dicen que no existen las emociones negativas, sabes a lo que me refiero ¿verdad?


Me enfado conmigo misma porque esto va en contra de mi propósito en la vida: crecer como persona. Pretendo por tanto anular de mi vida sensaciones y emociones que no molan y me hacen sentir incómoda.


Una vez una amiga me dijo que todas las personas del planeta, todas sin excepción, sentimos emociones desagradables y que las sentiremos siempre, por los siglos de los siglos. No hay manera de evitarlas. Y eso afortunadamente no es malo porque lo que sí está en mi mano es aprender a detectarla, clasificarla como no agradable para mí y tomar las medidas adecuadas para canalizar esa energía que destruye a la más valiente de las guerreras.


Cada día soy más consciente de lo que me ocurre y detecto rápidamente mi estado de ánimo. Ahora soy capaz de que ese sentimiento, en caso de ser negativo, no perdure en mí demasiado tiempo. A la larga el enfado, la envidia, la ira, el rencor,... son inmensamente perjudiciales para mi salud mental y física. Me pasan factura. Te pasan factura. Nos pasan factura.


Antes de tener que desembolsar la cuantía de la factura (en ocasiones descomunal), sal corriendo del restaurante y hazte un "sinpa" en toda regla.


Gracias por estar ahí.

Haridian


7 vistas0 comentarios